Cuando la naturaleza no satisface, la cirugía lo hace

Los senos de Pamela Anderson, los labios al estilo Jolie y las nalgas voluptuosas  como las de J-Lo, son para muchas, el modelo a seguir.                                                                                 cir161.jpg

 

         Gracias al uso del bisturí estos ideales de belleza moderna como corregir la nariz, perfilar el mentón, moldear los senos o dar forma a los glúteos, ya no es  tan sólo un privilegio de estrellas de cine, millonarios y modelos.

         Tradicionalmente, se había considerado a la cirugía plástica como una práctica elitista, que estaba destinada a personas que tenían solvencia económica o para aquellas personas ,que por estar ligadas al ambiente artístico, les interesaba mantener una figura con determinadas características, aseguró el doctor Francisco Jaskillé, especialista  en Cirugía Plástica y Reconstructiva.

         No obstante, desde hace una década esta práctica ha dado un giro inesperado ya que, en la actualidad, las cirugías plásticas han alcanzado un nivel de aceptación en el público nunca antes visto. Según la Sociedad Americana de Cirugías Plásticas (ASPS, por sus siglas en inglés), las personas que más se someten a estas cirugías son aquellas cuyas edades fluctúan entre los 19 y 34 años.

El pasado año cerca de 11.5 millones de personas en los Estados Unidos se hicieron algún tipo de cirugía plástica, y las cinco operaciones más practicadas fueron: liposucción, rinoplastia (cirugía de la nariz), aumento de senos, blefaroplastia (alzamiento de los párpados) y “face      antes    después lift” (estiramiento facial), indicó el último informe estadístico de la ASPS.  Aunque no se han realizado estudios estadísticos, como en los Estados Unidos, el cirujano Jaskille asegura que  la liposucción es la operación más solicitada  en la isla.  

         Los factores que han propiciado este auge por las cirugías son, según el médico, las nuevas generaciones de cirujanos quienes tienen “un ímpetu en términos de promoción y mercadeo, lo que ha permitido que el concepto de las cirugías plásticas llegue a todos los niveles”. Además, la accesibilidad económica de cirugías cómo la liposucción y el aumento de senos porque, a pesar de que no existe regulación en los precios debido a la práctica privada, estas dos operaciones son las menos costosas según los parámetros establecidos por cada especialista.

         Por otro lado, aunque el porcentaje mayor de cirugías realizadas pertenece a las mujeres, los hombres hoy día también quieren lucir mejor. Según las estadísticas del 2005 de la ASPS, en Estados Unidos cerca de 872,000 hombres se realizaron algún tipo de cirugía plástica,  una cifra bastante alta comparada con las de los años anteriores. Las cirugías más solicitadas a este galeno son: la ginecomastia (reducción de las tetillas) y la liposucción.

        Aunque la mayoría de las personas que se realizan estas intervenciones lo hacen por moda, o simplemente para verse “un poco mejor”, existen personas que gracias a estas cirugías han logrado acabar con necesidades y problemas emocionales, lo que hace que  la práctica vaya más allá de lo superfluo.

         Ese ha sido el caso de algunas pacientes del cirujano, quien ha tenido que realizar cirugías de reducción de senos a niñas de 13 años, debido al problema de gigantismo en las mamas. “Si a una mujer adulta le es difícil enfrentarse a ciertas situaciones con unos senos grandes imagínate a una adolescente que a pesar de su corta edad ya está completamente desarrollada  como una mujer adulta  y no se parece en nada  al resto de sus compañeras”. Las niñas no tan sólo se sienten distintas en su proceso de  adaptación y socialización  sino que además se afectan severamente en su rendimiento escolar, expresó el especialista.

          “Antes de realizarme el aumento de senos me sentía insegura, acomplejada”, relató Neysha Molina Ríos, quien asegura que el realizarse la cirugía en las mamas le ha dado la seguridad que antes no tenía. “Ahora me siento mujer porque antes de hacerme la cirugía tenía el pecho de un hombre, me sentía incompleta”, añadió la joven de 21 años quien pagó 4,000 dólares por sus implantes. Gracias a esta cirugía dejó en el pasado su talla doble A y recibe con orgullo el presente con su nueva medida, 34 C. Aunque pasó dos semanas de “dolorosa recuperación” ,en el futuro no descarta la idea de realizarse una operación en la nariz, confesó Molina Ríos, quien no dudo  en subscribirse en el concurso Miss Puerto Rico Petitte luego de su cambio. 

             Asimismo, Gisella Oquendo Prats de 20 años, está en busca de un especialista para realizarse una reducción en los senos, que le costará entre 4,500 a 5,000 dólares, debido a los fuertes dolores de espalda que le producen su talla 36DD desde  sus 14 años.

         Por otro lado, Para el doctor Jaskille y sus 30 años de carrera  no existe una cirugía compleja sino riesgosa como lo es la operación de “face lift” porque ésta, al tener una serie de detalles minuciosos, es la cirugía que con más frecuencia produce insatisfacción en los pacientes ya que está a la vista de todos. “Las personas llegan con unas expectativas de cómo quieren verse y a corto plazo,  y esto es imposible”.  

         Aunque en estos tiempos la búsqueda de la belleza y la perfección se ve como una obsesión para algunos y un gran negocio para otros, Jaskille asegura que jamás se debe ver a los pacientes como una oportunidad de ganar más  pues no se debe olvidar que detrás de esa necesidad hay un paciente, un ser humano que se puede ayudar. 

         Un gran filósofo chino llamado Confucio  dijo “Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verlas”. Al parecer, la sociedad vive cegada porque la moda y la obsesión por lucir cada día más bello, a algunos les ha costado la vida. Sin embargo a otros, la ciencia les ha dado una razón más para vivir. El problema quizás no son las cirugías plásticas, sino la dialéctica  que ha surgido de esta ciencia: ¿necesidad o moda? Ser como J-lo, Jolie, Anderson, o no ser. ¿Ser o no ser?, esa es la cuestión.       

Advertisements

5 thoughts on “Cuando la naturaleza no satisface, la cirugía lo hace

  1. LA VERDAD ES QUE ESTA PUBLICACION ES CORTA PERO MUY COMPLETA A COMPARACION DE OTRAS QUE SOLO LE DAN VUELTAS AL ASUNTO, FELICIDADES A TODOS LOS COLABORADORES QUE HICIERON ESTA PUBLICACION, YA QUE ME SIRVIO BASTANTE PARA MI INVESTIGACION DE CIRUGIAS PLASTICAS.

  2. quiero q m creskn YAAAAAAAAAAAA los SENOS para gustarle al nio q me gusta mucisisisisimo y e los pueda tokr, soy demasiado plana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s