Misión Cumplida:Naranja exprimida; Objetivo: zumito

Misión Cumplida: Operación Naranja exprimida
Nuestro sueño es una estrella. La victoria nuestro destino. ¡¡¡VAMOS ESPAÑA!!!
¡¡¡TODOS JUNTOS !!! -Mensaje de La Furia Roja en Twitter

En la pantalla grande se anunciaba un gran partido…

Y el  gran partido comenzó. Y había mucha furia entre la fanaticada boricua y española residente  en la isla que se reunió en la Plaza Colón de San Juan. Y allí  fuimos parte de  los millones de testigos que se reunieron alrededor del mundo.

Allí se reunieron los hinchas del alma, los hinchas guanabís o sencillamente los que  no saben nada de fútbol y cuestionaban  cuanta tarjeta amarilla o  el por qué de un tiro de esquina o un penal. (Suspiro),esta diversidad fabulosa.

Iniesta y Villa

En dos ocasiones brincamos más de la cuenta celebrando goles que parecieron ser, parecieron.  Pseudogoles que calentaron el momento,pseudo goles que reflejaron  que la mayoría reunida le iba a la Furia Roja, aunque a plena vista era evidente. Si a algún hincha  se le hubiese ocurrido llevar  un toro, de allí hubiesen salido más heridos que en la San Fermín. Era puro rojo, furioso, y no  fuego popular.

Pero la más increíble del partido pasó,cuando menos lo esperábamos, en la segunda partida de los 30 minutos extras.En ese  preciso, único,hermoso, mágico y épico momento que  veíamos  a la Furia Roja correr  y correr hacia la  portería ,de repente…,todo se fue a negro.

Y no, no fue que mostraron en el público a Morgan Freeman, !es que se fue la transmisión allí en la Plaza Colón! Aunque no hubo ningún acusado, no dudo que algún fanático holandés  frustrado  la haya jaquiado.

Cuando regresó a la normalidad, al menos vimos el replay de la jugada y celebramos en vivo el gol del gran Iniesta (6)ya grabado.

!Qué grande Casillas! ©Reuters

Y entonces el partido estaba 1 a 0,faltando  poco más de 2 minutos.Y entonces el partido terminó igual,pero con una gran emoción. Y Iker Casillas,el portero que salvó  al equipo devarios goles durante todo el mundial, lloró. Y lloró con razón, !es que no debe ser fácil ser portero en una final del mundial! Y se mereció ,además de por ser el capitán, haber cogido esa copa mundial , porque  a él también se le debió ,en gran parte, la victoria de la Eurocopa en el 2008 contra Alemania.


Nigel de Jong (derecha)mientras le pega a Xabi Alonso en el pecho.Foto: REUTERS

Mientras en Barcelona,según una gran amiga que está en el exilio,Rebecca Ruiz, los barceloneses y los no tanto cantaban “ese holandés hijo’e pu.. esssss”- y no me extraña el estribillo, luego de esta semejante patada de semental- desde el Montjuic,donde el agua de la fuente se pintó de rojo y se llenó de catalanes y españoles, quienes al filo del partido todos fueron españoles, como siempre debería ser.

Y es que estos eventos unen, aunque sea por un momento. Hay muchos que le restan importancia, pero tienen poder. Tienen tanto poder que son capaces de parar literalmente el mundo porque aunque sólo veamos una bola, 22 jugadores, sudor y   una cancha de fútbol, esos elementos son sólo metaforas, metáforas de la pasión de los pueblos. Y aunque sea por un instante millones de personas a diferentes horas, en diferentes temperaturas,con sol o luna compartieron un mismo sentir: emoción. Y ese sentimiento te  hace sentir más que vivo.

El pulpo Paul, el nostradamus del mar

!Qué viva la Furia Roja! gracias por el tremendo partido. Y Paul, el nuevo símbolo nacional español. !Qué toro ni toro! !Corridas de pulpo!”

A estos tíos rojo furiosos, España les debe su primera Copa Mundial, !menuda copa! A por ella fueron y la naranja quedó exprimida. Ahora, !a beber zumito!

!La Furia Roja del 2010!

!Enhorabuena! “campeones,campeones,oleeeé,oleeeé,oleeeeeeé”
Advertisements

Vaqueros: sin trofeo ni caballos

This slideshow requires JavaScript.

La fanaticada vaquera, enojada, frustrada y con pataletas demostró,una vez más, que los puertorriqueños no sabemos perder.

No seguí la temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN),pero por eso de no perderme el final y emular a mi madre-quien no se pierde el final de cualquier novela de mexunivisión, aunque no haya visto un capítulo- decidí sintonizar el partido.

Aunque no le iba a ningún equipo, vaya sorpresa me llevé cuando en el cuarto parcial, restando poco más de 1 minuto, vi volar -sin alitas- botellas de aguas y,quizás, alguna que otra chuchería meid in chaina.

Para ese entonces no se escuchaba “vaquero ahí”sino los pasos de huida de las botas de los vaqueros y el marchar de la fuerza bruta. Al parecer, a Fortuño  y a Figueroa Sancha le conviene que sigan ocurriendo sucesos violentos, porque así pone ,a estos individuos con anabólicos, en trabajo de campo y sin necesidad de horas extras para adiestramiento, bastante han practicado en estos días.

!A juYIR!

Al otro lado de las gradas, la cara de los capitanes valía unos cuantos lingotes de oros y barcos hundidos- de esos que quería rescatar, Evelyn Vázquez, para  ayudar a pagar el déficit  fiscal, incluyendo las horas extras que aún no le pagan a los de la fuerza poco inteligente- Y no faltaba más, los capitanes ganaban  73 a 62 en el Coliseo Rubén Rodríguez ,o sea, en  la granja contraria, en otro punto cardinal.

Y me imagino lo que Fortuño dirá  sobre  los fanáticos de los vaqueros, los caballos sin amos “son SOCIALISTAS… son un pequeño grupo que quiere desestabilizar el país”.

No se pierdan,prontamente, el muro de contención frente a los estadios auspiciado por Héctor Martínez, albacea de Coquito.

Y el trofeo ya tiene dueño, me han dicho que, es un capitán con sueños de vaquero.

Capitán todo sonrisas

Amargado vaquero

BSN

!Qué humor Albiceleste!

Un poco de humor para  la COPA MUNDIAL 2010..

Inmortalizado el 10

Aunque apoyo a Argentina, cuando no juega España,debo admitir que pienso que la delegación albiceleste es morbosa: interés en acontecimientos desagradables según RAE. Es que al parecer, el motivo principal de alcanzar la victoria es ver a  Maradona ESNÚ !Y yo  no quisiera ver esto! Ojalá recapaciten, y que sean, Messi o Higuaín los mártires de la posible victoria…!Tru cu tá, Tru cu tá y buenos que están!

Un par, qué dúo