De alemanes y zumitos de naranja

Puyol, recibiendo la JABULANI que le dio el GOL

Puyol, giró su cabeza y marcó:”GOOOOOOOOOOOOOOOOOOL” !y qué marca!

Los que apoyaban a la Furia Roja, los españoles y los no tantos, se levantaron de los asientos,brincaron una vez más, cantaron, movieron la bandera y celebraron el golazo.

Los alemanes

1 a 0 el partido terminó.

Los alemanes,pocas veces, tuvieron tiros cercanos a la portería. Los españoles, pudieron haber hecho un par de goles más,pero da igual: ganaron, !pasaron a la final!

Extendamos los hombros para consolar a los alemanes !qué tan bien jugaron en el mundial!

El 11 de julio, día del final,tocará consolar a los que viven en los países bajos. Les adelanto que el gobierno holandés ha dicho que habrá un aumento en los impuestos debido al gran mantenimiento que necesitarán los canales en AMSTERDAM porque, al parecer, los bellos canales se desbordarán con tanta gente llorando.

La naranja mecánica

Color primario es el rojo y secundario el naranja. No pare más, si la Furia Roja le dijo a los alemanes “VAIYAISEN AL CARAJEM”, a la naranja mecánica la hará zumito, de naranja,of course.

Un poco de humor pa’l mundial.

Diana, ésta va por tí.

!Adelante Furia Roja, A por ellos!

Celebrando con los rojos furiosos

Y el nuevo símbolo nacional de España no podía faltar: Paul “Mercado”,el nostradamus del mar.

!HALA PAUL!

Se ven las caras: “A new day has begun”

Se ven la caras de alegría, se ve el baile  y el gocé entre un pueblo que históricamente  ha estado marcado por diferencias entre sus puntos cardinales, entre el blanco y el negro, entre el sur y el norte. El mundial de Fútbol llegó, llegó para  revivir el espíritu que se avivó gracias a “Madiba”  (Nelson Mandela) desde la copa mundial de rugby en el 1995.Llegó para recordarle al mundo que ,lo que se piensa imposible, puede ser realidad. Que lo que hace falta es paciencia y empeño. Y que no se debe permitir que apartheid alguno intente robarle el alma a un pueblo. Llegó, y ya me lo estoy gozando: un nuevo día ha comenzado.

Antes de que llegara esta emoción futbolística africana vi la película “Invictus” la recomiendo, y el soundtrack también.