Crónica de un macho cabrío

macho man

Se levantó a las nueve a-eme, por  la música qué penetraba la pared. Gritó “Baja esa música tan gay, qué jodienda” por las canciones que coreaba, una y otra vez, su hermana, al unísono con RBD. Cerró los ojos y despertó a las doce, metió las manos en su boxer, se rascó,se acomodó, y se olió. “Tengo hambre”,pensó, fue a la cocina abrió la nevera y gritó “mamiii, maaaa ¿no hay ná pa’ comer?” ,pero  nadie respondió. Entonces, se preparó un sandwich con cuatro jamones y mayonesa.

Se tiró en el sillón,  prendió la tele y buscó un programa típico a sus intereses. Terminó en MTV  viendo el realiti chou de las  mujeres de Hefner, le pasaron mil y una ideas por su mente, su ID estaba en plena exposición, de repente, su superego habló  “Mira nene,  quítate eso, quítate eso…esas mujeres regalándose ahí, mira pa’lla”. “Ay, mami”, dijo. Sonó su celular, de ringtone “Santa Kachucha” de Kristian Bob ft Voltio, objetivo: un jangueo esta noche porque la novia de rafy ,un pana,va a llevar una amiga. “Pa’ mojar  los deditos en babyfú”,pensó a lo Calle 13.

A las nueve pe-eme  se afeitó todo, se perfumó y se fue. Llegando al lugar saludó a los conocidos y no pudo evitar poner cara de decepción al ver a su deit. “Mucho gusto” le dijo y jaló al pana para la barra ” loco,cómo pudiste pensar que me iba a gustar. Acho eso no se hace, cabrón, fó, tú sabes que no me gustan las gordas”. Minutos después se despidió “estoy cansau, mala mía…los veo”.

Llegó a la casa y se encontró a Sasha, la única amiga de su hermana que “está bien rica”. “¿Hoy tú duermes aquí?”, le preguntó, y no ocultó su satisfacción al saber la respuesta.  La miró ,pícaramente, de arriba abajo y de abajo arriba, se despidió y se fue al cuarto, donde no pudo evitar hacer un ejercicio de relajación al estilo Crespo. Se levantó a las nueve a-eme por la cantata que tenían las dos chicas en el cuarto, esta vez no gritó. Se fue al sillón  y encontró en ESPN en español el  riviú del homenaje que le hicieron a Jordan. La susodicha ,Sasha, apareció remeniandocé  como negra en carnaval “¿Quién es ese?”, preguntó.  El ,sorpendido, contestó,”Wow, yo pensé que hasta las muejres sabían quién era Jordan”. “No te badtripees mamita, ven, siéntate aquí que te voy a enseñar como ese hombre metía las bolas”.

**Dedicado e inspirado en un compañero de clases y su inigualable “quote” de macho cabrío.

Su Vidas: Expropiar Vidas

https://i1.wp.com/www.carlosblanco.com/wp-content/uploads/2007/08/luto-antonio-puerta.jpgLes arrancaron la vida, sí, se las arrancaron. No fue un proceso común ,como ese que llega cuando  inevitablemente el cuerpo  no puede mas, cuando los años de experiencia y largos caminos recorridos lo agotan tanto  que  ,verdaderamente, pide a gritos  un descanso.  En este caso, alguien ajeno  decidió ponerle fin a una vida en ese día inesperado, a esa hora  y minuto que quedará marcada en la vida de esos que quedan vivos. Vivos para llorar,sufrir y recordar, pero vivos. A esos que  tratan de buscar un por qué retórico, a esos que les cuesta aceptar la realidad, a esos que tienen que seguir el día a día imaginando como hubiese sido. A esos padres,abuelos,hermanos,amigos que imaginaran un futuro sin ellos. Con sus acciones le han cambiado el futuro incierto del mundo, quitando una persona de gran valor y, a su vez,  alimentando el ser malvado que llevan dentro.  Por más que se piense ¿Por qué mueren inocentes? nos quedamos sin buenas respuestas.

Es lamentable que muchos cobardes se sientan valientes  al tener un arma , un objeto intimidante entre sus manos o al guiar  ,de lao en lao, al salir de la barra de tato,de cualquier pub o hotel. Ciertamente, la idiotez y la inconciencia no tiene clases.  Quizas esos victimarios se sienten como  Zéus al  al ver que otro suplica que no dispare o invecibles al desafiar la autoridad. Hay muchos que se creen el Vin Diesel de una película de acción donde los papeles secundarios no tendrán otra oportunidad para actuar. La falta de educación, de conciencia,la dejadez y la desesperación  lleva a algunos  refugiarse en la vida tan ruín de un criminal. Como bien dice el homenaje a las víctimas del  bombazo en el metro Atocha en Madrid ¨Hace falta fantasía para aceptar la realidad¨ y para comenzar aceptándola, que descansen en paz.